afectividad

HABILIDADES SOCIO-AFECTIVAS


¿Cuáles son las habilidades socio afectivas?


Comprenderse a sí mismos, comprender y tolerar a otros, manejar emociones y comportamientos o saber relacionarse sanamente con sus pares son algunas de las habilidades socio afectivas. Todas pueden ser desarrolladas, sólo depende de estimularlas debidamente.


Para poder diseñar un plan de formación de habilidades socio afectivas que promueva una mejor calidad de convivencia escolar y mejores aprendizajes, sin duda que hay que conocer cuáles son y cómo se organizan estas habilidades.

Diversos autores han desarrollado clasificaciones para organizar estas habilidades en subgrupos, áreas o dimensiones.

En esta línea, un primer acercamiento a estas habilidades fue realizado por Howard Gardner, quien en su obra Estructuras de la Mente (Frames of Mind, 1983), elabora una teoría de la inteligencia, criticando la idea de que ésta sea una entidad única y general, y proponiendo la existencia de una serie de “inteligencias” independientes. Bajo la denominación de “Inteligencias Múltiples”, incluye habilidades diversas bajo la clasificación de: Inteligencia Lingüística, Inteligencia Musical, Inteligencia Lógico-matemática, Inteligencia Espacial, Inteligencia Cinestésico-corporal e Inteligencias Personales. Dentro de esta última, incluye la inteligencia interpersonal e intrapersonal, propuesta que abre el campo a la investigación de las habilidades socio afectivas y éticas.
Goleman (1997) también contribuye a reforzar las ideas de Gardner con relación a las habilidades inter e intrapersonales, al fortalecer el concepto de “Inteligencia Emocional”. Este autor clasifica las habilidades emocionales de la siguiente forma:





• Competencias personales: determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos: incluye la conciencia de sí mismo (conciencia de emociones y afectos, recursos y debilidades, intuiciones, confianza en sí mismo); autorregulación (control de estados, impulsos y recursos internos); y motivación (motivación de logro, compromiso, iniciativa y optimismo).
• Competencias sociales: determinan el modo en que nos relacionamos con los demás; incluye empatía (conciencia de los sentimientos, necesidades y preocupaciones de los demás); y habilidades sociales (influencia sobre otros, comunicación, liderazgo, canalización del cambio, resolución de conflictos, colaboración, habilidades de trabajo en equipo)
tomado de http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=204411
                                                                                         

Perfil social y afectivo

El niño en edad preescolar aprende las habilidades sociales necesarias para jugar y trabajar con otros niños.A medida que crece, su capacidad de cooperar con muchos más compañeros se incrementa.Aunque los niños de 4 y 5 años pueden ser capaces de participar en juegos que tienen reglas, éstas pueden cambiar con la frecuencia que imponga el niño más dominante.
Es común, en grupo de niños preescolares pequeños, ver surgir a un niño dominante que tiende a "mandar" a los demás sin mucha resistencia por parte de los otros niños.Es normal que los niños en edad preescolar pongan a prueba sus limitaciones en términos de proezas físicas, comportamientos y expresiones de emoción y habilidades de pensamiento
.Es importante que exista un ambiente seguro y estructurado, que incluya límites bien definidos, dentro del cual el niño pueda explorar y enfrentar nuevos retos
El niño debe demostrar iniciativa, curiosidad, deseo de explorar y disfrutar sin sentirse culpable ni inhibido.
A los cuatro años, los niños tienen amigos imaginarios.Ellos aprecian ser elogiados por sus éxitos.Necesitan oportunidades para sentirse más libres e independientes.
Los juegos y otras actividades ayudan a los pre-escolares a aprender a tomar turnos.

               
                                               
El desarrollo personal social
El proceso de socialización de la niña y del niño
El desarrollo social es la capacidad de comportarnos en función de las     
normas sociales establecidas por un grupo sociocultural en un contexto 
determinado.  En este sentido,  la socialización comprende  tres procesos:
+La conducta adecuada que significa que la niña y el niño saben cuál es el 
comportamiento que aprueba su grupo social y ajustan su conducta a esas normas.
+La representación de papeles sociales, establecidos y aceptados por el grupo, en relación con el género y con las áreas de la conducta, por ejemplo, hay un rol para la madre, otro para el hijo, otro para el maestro, etc.
+ El desarrollo de actitudes sociales favorables hacia las personas y hacia las actividades sociales. Una persona sociable demuestra su calidad de tal en su comportamiento amable y amistoso con las personas con quienes interactúa.
A partir de este marco, se reconoce que el proceso de socialización de la niña y el niño se inicia en la familia. Este grupo constituye su primer referente social y tiene la responsabilidad de transmitirles el bagaje de la cultura 
con la finalidad de prepararlos para su vida adulta. Las formas en que se transfieren las conductas del adulto a la nueva generación, se basan en la imitación, la enseñanza formal de algunas conductas y los premios y castigos destinados a reforzar o extinguir determinados comportamientos.


 tomado de:
ww.searchya.com/q=El+desarrollo+personal+social+El+proceso+de+socialización+de+la+niña+y+del+niño&s=1&a=foxtab&chnl=tc-100&cd=2XzuyEtN2Y1L1Qzu0EtDtB0Az



La formación de hábitos de aseo, alimentación, orden 
e higiene del ambiente del niño


En el desarrollo individual del menor, encontramos un tema de importancia  que se refiere a la formación de hábitos relativos al aseo, la alimentación, el orden y la higiene del ambiente que les serán útiles para toda la vida y cuya práctica en el centro educativo  tiene carácter de permanente.
¿Cómo se forman los hábitos?
El hábito es un comportamiento adquirido por la práctica repetida de las mismas acciones. En el caso de la niña y el niño son los padres, otros miembros de la familia y los docentes los responsables de que los niños adquieran los hábitos relacionados con el aseo, la alimentación, el orden y la higiene 
del ambiente. Los hábitos de aseo revisten importancia para la conservación de la salud y su ausencia ocasiona las infecciones de la piel, las diarreas causadas generalmente  por la ingestión de alimentos con las manos sucias o preparados, sin tener en cuenta las condiciones de higiene, las caries dentales, entre otros. 
Estos hábitos se comienzan a formar en el ámbito familiar pero frecuentemente la escasez de agua, la inclemencia del tiempo y la falta de constancia hacen que esta actividad tenga que ser reiniciada o reforzada en el centro educativo.
Para el efecto, en muchas aulas, especialmente cuando no contamos con un ambiente especial para ello, se organiza el rincón del aseo para que los niños se laven las manos y la boca antes y después de la merienda o después de realizar una actividad en la que se han ensuciado las manos (pintura, modelado, etc.). Este rincón de uso común requiere, sin embargo, de objetos de uso personal como la toalla, a fin de evitar consecuencias negativas como el contagio de enfermedades de la piel. 
¿Son necesarios los hábitos de orden en Educación Inicial? 

El orden es fundamental para que las niñas y los niños trabajen  en un ambiente limpio y organizado donde es posible ubicar rápidamente lo que se busca. Desde que comenzamos la ambientación  del aula le  asignamos un lugar para cada cosa. Para ello es importante contar con algunos elementos que faciliten nuestra tarea. Las cajas, los estantes son los más apropiados para guardar los diferentes materiales. Otro paso es señalizar con un letrero o dibujo el contenido de cada caja de manera que permita la identificación de su contenido. De esta manera la niña y el niño aprenden a practicar el orden en el aula y se preocupan por cumplir con esta tarea que será evaluada en el rubro de cumplimiento de responsabilidades.




Estimulación socio-emocional del niño




Al nacer un bebe se separa completamente del cuerpo de la madre determinándose importantes cambios biológicos en relación con su existencia anterior, cambios a los cuales debe adaptarse, requiriendo a la madre y de quienes los rodean, una ayuda para que esta adaptación sea satisfactoria. El niño frente a esta separación y situaciones diferentes no solo responde biológica sino “Emocionalmente”, en términos de placer, dolor, ansiedad, excitación. etc. Los bebes son capaces de sentir profundamente con todo su ser cualquier emoción aunque no lo pueda expresar ni diferenciar lo que sienten. A partir de estos sentimientos comienzan a elaborar fantasías e imágenes mentales: empiezan rodear toda su existencia de cualquier índole que sea de sentimientos e interpretaciones particulares y gradualmente va asociado cada experiencia con otras y con sentimientos en una vasta cadena de la cual apenas tiene consciencia y con la cual reacciona ante diferentes circunstancias aun de adulto.

Etapas del desarrollo socio-emocional según Jean Piaget.


El desarrollo psíquico que se inicia al nacer y concluye en la edad adulta se compara con el crecimiento orgánico y consiste en una marcha hacia el equilibrio o a la estabilidad cada vez mejor de ideas y pensamientos (desarrollo cognoscitivo) o de sentimientos relaciones sociales (desarrollo socio-emocional).
Toda acción, movimiento pensamiento o sentimiento responde a un móvil. El ser humano ejecuta todos sus actos movidos por la necesidad existe esta cuando algo esta fuera de nosotros mismos ha cambiado, siendo indispensable un reajuste de la conducta en función de esa transformación. Por ejemplo, hambre, fatiga provocarán la búsqueda de alimentos o de descanso; el encuentro con un objeto exterior pude provocar la necesidad de jugar con él o de utilizarlo con fines prácticos, o puede suscitar una pregunta o problema teórico.
Así pues, una necesidad manifestara un desequilibrio que lleva a una acción cuyo fin es satisfacer dicha necesidad; o en otras palabras, restablecer el equilibrio el cual tiene a ser más estable que aquel que existía con anterioridad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada